¿Mi perro es dominante?

Desde luego se que este tema no es nada original, hay tropecientos iguales por internet, pero al menos quiero dar mi versión sobre lo que yo pienso que es o no un perro dominante.

¿Cuantos de los que tenemos perros nos hemos encontrado con estas situaciones en la calle? «No acerques tu perro, que el mio es muy dominante y le ataca«, o esto otro: «tu perro es que es muy sumiso, por eso el mío se pone con esa actitud«.

© My Boy Dodger

Y yo me pregunto, ¿de donde sacan que ese es el comportamiento de un perro dominante?

Generalmente la gente te compara al perro con un lobo, y te dicen, pues al igual que el macho alfa en una manada se impone sobre los demás, los perros hacen lo mismo con otros perros. Y yo digo, oiga, en el caso de ser esto cierto y que los lobos se imponen sobre el resto de su manada, ¿qué te hace pensar que tu perro se impone sobre otros perros con los cuales no forma manada?

Entonces llega el siguiente concepto, bueno, «pues quizás es que mi perro es territorial y defiende su territorio«. Y claro, ¿cual es el territorio de tu perro sino tu propia casa? El parque en donde sacas a tu perro, no es su territorio, sino una zona neutra en donde es forzado a tratar con otros perros, con el más que probable agravante de que nuestras emociones le son transmitidas al perro, algo que le ayuda en poco o en nada.

Quizás sea que no nos gusta reconocer el hecho de que nuestro perro no es un machote, sino un perro inseguro. Cuando un perro se muestra inseguro puede reaccionar de varias maneras (bueno, es una forma simplista de verlo, porque luego pueden sumarse otros factores al asunto):

1) Mostrando señales de calma, indicando que no quiere problemas.

2) Huyendo. Esta es la opción más habitual por parte de todos los perros inseguros.

3) Agresiva. Cuando el perro no puede huir y sus señales de calma son ignoradas

4) Indefensión. Al igual que antes,  el perro no puede huir y las señales de calma son ignoradas, pero por cualquier motivo, se rinde ante la situación.

Esto viene relacionado con la capacidad de gestionar el estrés, y probablemente a su sociabilización en las etapas más sensibles del cachorro.

Y ahora viene lo bueno, gracias a ciertos programas de televisión que nos venden una imagen del perro totalmente desfasada, basada en antiguos modelos sobre las manadas de lobos, y en la que nos inundan con conceptos como «líder de la manada», «energías místicas» y no se que otras chorradas más en donde nos presentan el modelo de perro sumiso para toda la familia (Lo que no te cuentan es que para obtener esos resultados en un reality show, lo que se hace realmente con el perro es inhibirle y crearle una indefensión ante esas situaciones que le estresan.)

¿Quiere decir con esto que no existe la dominancia? No, en absoluto, ni pretendo afirmar ni mucho menos que el concepto de dominancia no exista, lo que no se puede hacer es trasladar el concepto de dominancia basada en estudios desfasados aplicados en lobos en cautividad que el propio creardor del término rectificó años más tarde cuando puedo estudiarlos en libertad (David Mech). Podemos hablar de dominancia en un sentido social, yo protejo mis recursos, esa posesión sobre mis recursos están bajo mi dominio, en este caso si podemos hablar sobre la dominancia, un perro protege sus recursos, pero no trata de liderar una manada de … ¿»humanos»? ¿con que fin?

Debemos buscar las fórmulas para ayudar al perro a gestionar ese estrés, pero no es este artículo el lugar en donde hablar de ello, pero si que voy a mencionar una que considero que es muy importante:

Jamás se debe castrar a un perro que muestra agresividad, salvo que sea por causas hormonales o expresa recomendación de un profesional cualificado, ya que las hormonas sexuales ayudan a gestionar el estrés y sobre todo en el caso de las hembras, que al ser castradas tienen un gran descenso de los estrógeneos, que contrarrestan los efectos de la testosterona, hormona relacionada con la agresividad, por lo que el problema se agrava, quizás en machos la castración sería más recomendable, pero siempre como última opción.

Se que está muy de moda las campañas que realizan las protectoras de animales sobre la esterilización o castración de perros y gatos como medida para frenar los abandonos. Al igual que está muy de moda por parte del veterinario solucionar todos los problemas de un perro castrando al mismo. Pero ni unos, ni otros, son expertos en la conducta animal, y antes de castrar a un perro deberíamos estar seguros que su agresividad se debe a causas hormonales, ya que podríamos crear en el perro un problema aún mayor que el del propio abandono (caso de las protectoras), o que el problema de la agresividad (caso del veterinario).

Actualizo dejando un enlace que el Dr. Rogers Abrantes ha pubicado sobre este tema: Dar sentido a lo que no lo tiene


Comentarios

¿Mi perro es dominante? — 2 comentarios

  1. NO,creo que el comentario sea un hecho ya que al pareser trae puestos lo anteojos del señor mech,y creo que la especie canina muestra muchos razgos de este tan controvertido topico y lo unico que podria añadir es que como se le podria llamar a una actividad que tiene muchos rituales para demostrar su desagrado al igual que tiene dotes naturales que demuestran que sin DOMINANCIA sus recursos pueden desapareser.

  2. Totalmente de acuerdo en el tema de la castración, antes de proceder a ella, se debe analizar muy bien la causa de los problemas de comportamiento, por que en ocasiones puede ser contraproducente. Aunque con el tema de la dominancia si que difiero en algunos aspectos. Si creo que existe dominancia y sumisión, tanto en perros como en lobos.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.