Cómo el turismo basado en la naturaleza podría aumentar la vulnerabilidad de la presa ante los depredadores

 

6350833860_035532ccfb_b.0

Foto de archivo

 

El turismo puede ser perjudicial para la vida silvestre, ya que provoca cambios de comportamiento en los individuos con efectos en cascada en las poblaciones y comunidades. Entre estos cambios de comportamiento, los animales en contacto con seres humanos a menudo reducen sus respuestas de temor no solo con los humanos, también contra depredadores. Una predicción directa es que la habituación a los humanos asociada con el turismo podría influir negativamente en la reacción con los depredadores.

Esto podría ocurrir indirectamente, donde la presencia humana disminuye el número de depredadores naturales y por lo tanto se convierten en presas menos cautelosas, o directamente, donde los individuos habituados a los humanos se  vuelven más audaces y por lo tanto más vulnerables a la depredación. Basándose en las ideas del estudio de los rasgos asociados con la domesticación y la urbanización, desarrollamos un marco para entender como los cambios de comportamiento asociados con el turismo basado en la naturaleza pueden afectar la aptitud individual, y por lo tanto la trayectoria demográfica de una población.

gr1

Tendencias

El turismo basado en la Naturaleza  se ha convertido en una actividad de ocio muy popular en los últimos años y es un tema importante de conservación ya que modifica el comportamiento y la estructura de comunidad de los animales.

El turismo basado en la naturaleza podría modificar el comportamiento de manera similar a la observada en la domesticación y la urbanización, así como modificar la dinámica poblacional de las especies.

La domesticación y la urbanización reducen el temor y el comportamiento antidepredador de los animales alrededor de los humanos atribuibles tanto a la habituación hacia los seres humanos como al desplazamiento de los depredadores.

El turismo basado en la naturaleza podría influir negativamente en las respuestas conductuales a los depredadores. Esto podría ocurrir indirectamente, donde la presencia humana disminuye el número de depredadores en una zona determinada, y más directamente, en donde los individuos se vuelven más audaces por culpa de la habituación, lo que resulta en un “síndrome de audacia” que podría aumentar la vulnerabilidad a los depredadores.

gr2

 Fuente


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.