Conceptos y Consejos para educar a nuestro perro

Adiestrar a un perro deber√≠a ser una tarea f√°cil, ya que lo que pretendemos ense√Īarle son cosas que de por si, el animal ya sabe hacer (sentarse o acostarse).

 

Para hacer esto, no necesitamos ser un “Cesar Millan”, es decir, no necesitamos tener ning√ļn “DON” especial .

 

CONSEJOS PR√ĀCTICOS

Lo ideal es plantear el adiestramiento con un proceso para desarrollar un lenguaje específico para nuestro perro.

 

Establecer un significado específico para cada una de las palabras y gestos. Para ello no nos servirá de nada gritar o golpear al animal, de esa forma sólo vamos a conseguir confundir al animal y a que nos coja miedo. Lo ideal es tomar una actitud calmada y firme y sobre todo, utilizar estímulos que nos ayuden a conseguir nuestro objetivo. Los refuerzos positivos es nuestra mejor baza.

 

Es importante trabajar en la educaci√≥n de nuestro compa√Īero a la mayor brevedad posible, de esta forma evitaremos situaciones no deseadas en un futuro. Como en todas las especies, el juego es la mejor forma de aprendizaje que tienen los cachorros para aprender, por lo que hay que tratar de ense√Īar a nuestro amigo por medio del juego.

 

Y sobre todo, armarnos de paciencia, sin imposiciones, para ganar una mutua confianza y crear las condiciones que faciliten el aprendizaje.

 

Claves

 

  1. Comenzar desde la etapa de cachorro, teniendo en cuenta las limitaciones de concentración y atención del mismo.
  2. Guiar al perro al introducir los ejercicios para evitar que cometa errores. Si logramos que el perro se siente de forma repetida y en cada ocasión que lo hace, recibe un premio, aprenderá ese comportamiento de forma más rápida y su disposición para aprender será mayor.
  3. Reiterar demasiada pronto las recompensas o demandar una respuesta por encima de sus posibilidades s√≥lo creara confusi√≥n y¬†estr√©s¬†en nuestro compa√Īero. Eso podr√≠a implicar un retroceso y volver a comenzar de cero con el ejercicio.
  4. Siempre hay que premiarlo en el momento oportuno, el hacerlo tarde podría significar una mala asociación para el alumno y de esta forma no establecer una asociación correcta.
  5. Igual ocurre cuando pretendemos que no haga algo, hay que “corregir” al perro en su momento justo.
  6. Realizar sesiones cortas y frecuentes seguidas de periodos de reposo, sin actividad para facilitar el aprendizaje.
  7. No saturar al animal con distintos ejercicios, es preferible ir poco a poco y comenzar un nuevo ejercicio recordando previamente el √ļltimo usado..
  8. Elegir un entorno libre de distracciones o situaciones tensas.
A evitar
  1. No hay que establecer objetivos ol√≠mpicos. Nuestro objetivo es llevar una convivencia correcta con nuestro compa√Īero, si quieres un campe√≥n ol√≠mpico deber√≠as acudir a un profesional ūüėČ
  2. No dejar las cosas para el √ļltimo momento, evitando situaciones de excitabilidad o problem√°ticos que tan s√≥lo¬†conseguir√°n¬†frustrar¬†tanto al perro como a nosotros.
  3. Evitar realizar ejercicios con nuestro perro si nuestra actitud no es la correcta. El perro¬†absorbe¬†todas nuestras emociones y si estamos enfadados lo √ļnico que lograremos es estresar al perro. Es preferible posponer los ejercicios para otro momento.
Estos ejercicios no s√≥lo conseguir√°n que nuestro compa√Īero aprenda unas normas de comportamiento, sino que adem√°s establecer√°n una relaci√≥n de¬†Lider – Seguidorimprescindible para la convivencia.

 

Comments


Comentarios

Conceptos y Consejos para educar a nuestro perro2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.