Disparos a coyotes que matan lobos, ¿cánido equivocado o gestión equivocada?

cd33635f-b36d-4214-9e11-18be03558a62

Los coyotes (Canis latrans) y los lobos (Canis lupus) son especies muy cercanas entre ellas, de hecho, es tal su similitud filogenética, que se producen ocasionalmente algunas hibridaciones entre ambas especies. Morfológicamente hablando, también podemos comprobar que su parecido es muy alto.

En EEUU se está dando un problema con los controles de población de los coyotes, ya que están matando lobos en zonas en donde están protegidos, por una supuesta confusión entre ambas especies. Y decimos supuesta puesto que la animadversión a la especie todos la conocemos ya, y se desconoce si realmente se trata de una confusión.

En España tenemos un ejemplo muy claro en Barbanza, Galicia, en donde se autorizó la muerte de unos «híbridos de lobos con perros», con el fin de asegurar la pureza genética de la especie lobo. El problema fue que que se estuvo matando a estos híbridos, cuyo aspecto era muy similar al de los lobos, sin comprobar si eran híbridos o auténticos lobos, dando  a lugar a la extinción de la especie en Barbanza, consciente o inconsciente (Para saber más del tema de los lobos de Barbanza podéis leer esta entrada del blog de Axena.org) y con los consecuentes problemas en el ecosistema al eliminar al gran depredador natural, pues la población de jabalíes en Barbanza aumentó con los consecuentes daños a los cultivos, daños económicamente muy superiores a los causados por los lobos a la ganadería.

Una de las funciones más importantes de los lobos en un ecosistema, es controlar las poblaciones de «mesodepredadores» u otros grandes depredadores (como pueden ser los coyotes o los perros), pero siempre tenemos que contar con poblaciones funcionales de lobos (Ejemplo: Yelowstone), cosa que no veremos ni en las zonas de EEUU en donde se están encontrando con este problema, o en casi cualquier lugar de la Península Ibérica.

Este es otro claro ejemplo de la ineficacia de nuestra intervención a la hora de regular de forma artificial las poblaciones de cualquier especie, máxime cuando se trata de especies que puedan suponer un problema para su aceptación en el mundo rural.

Fuente


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.