La AGTA ve más lógico sacar dinero por la muerte del lobo, que realizar un control de población

Fuente: Europapress       Fecha: 29-07-2012

 

Foto del Grupo ORTROS

Los ganaderos trashumantes de Asturias «ven inteligente» declarar al lobo especie cinegética, y sacar dinero con su caza, en vez de que sea la autoridad competente la que se dedique a realizar batidas para controlar la población.

Palabras que viene de Jose Antonio Valladares, presidente de la AGTA (Asociación de Ganaderos Trashumantes de Asturias).

Dicha argumentación la defiende en base a que la autoridad responsable de llevar a cabo las batidas son agentes medioambientales y, obviamente no quieren cazar a los lobos. Por tanto, según este razonamiento, es una medida que se queda corta para solucionar el problema. Su propuesta pasa por hacer subastas con la caza del lobo y así sacar dinero con su muerte.

Y la pregunta pertinente sería: ¿Señores, en donde está la inteligencia en llevar a cabo esa ruta de acción? ¿Cuales son las consecuencias de llevar a cabo tal planteamiento?

1º.- Si para controlar la población del lobo, se decide que hay que matar a 5 lobos, que más da que los maten agentes medioambientales que cazadores? El total van a ser los 5 lobos.

2º.-¿Cual de los dos grupos, agentes medioambientales y cazadores, va a tener realmente en cuenta que miembros de la manada pueden morir sin afectar seriamente la manada? Porque la experiencia nos muestra como datos que los cazadores van a matar «lobos», sin más miramientos de si se trata del macho alfa de la manada, o de la hembra reproductora.

En agosto del 2010 hubo una batida en la Montaña Oriental Leonesa en donde acabó muerta una hembra reproductora y puso en peligro la vida de los cachorros de esa loba, por no hablar además del posible desmembramiento de la manada (Fuente).

Este tipo de consecuencias son las que tienen muy en cuenta los Agentes Medioambientales a la hora de realizar ese control de población, es decir, no sólo no les gusta matar a los lobos, especie clave para la supervivencia de nuestros sistemas ecológicos, sino que además han de asegurarse de que con la muerte de un lobo, no mueran más. Si hay que controlar la población matando 5 lobos, hay que procurar que con la muerte de esos 5 ejemplares no mueran 5 más. Cosa que no ocurre con los cazadores, que además de matar a un animal por el placer de hacerlo, es que van a buscar abatir al más grande, ya que puestos a elegir, ¿que lobo queda mejor en la sala de trofeos, un gran macho alfa o un joven que apenas llega a los 2 años? Pues eso, han pagado una pasta por matar al lobo y buscarán matar un lobo sin miramientos y sin preocuparse de si con la muerte de ese lobo, afecta al resto de la manada.

Sr. Juan Antonio Valladares, su medida podría tener cierta lógica si miramos que nos encontramos en plena crisis financiera, pero lo que nunca podrá decirse es que se trate de una medida «inteligente». Lo inteligente pasaría por defender al ganado para evitar que el lobo pueda realizar daños a la ganadería. Mastines españoles han mostrado su gran capacidad para defender a la ganadería durante mucho tiempo ya, quizás lo inteligente sería ponerse en contacto con grupos como ORTROS para el manejo y uso de este cánido y así dejar de matar a un animal cuya leyenda negra le persigue de forma injustificada. Gente como Jorge Escudero, ganadero trashumante de toda la vida y un gran defensor del lobo ibérico sería quizás una de esas personas a las que habría que escuchar, porque su visión en este asunto es única.

 

 

 

 


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.