Impacto de la presencia del hombre en tierra de lobos (Part. 2)

Imagen de la pel√≠cula ¬ęEntre lobos¬Ľ

Otro de los grandes problemas que conllevar√≠a el aumento de la presencia humana ser√≠a el habituamiento del lobo al hombre. La habituaci√≥n se produce cuando la presentaci√≥n repetida de un est√≠mulo elicitante puede provocar una disminuci√≥n en la respuesta (‚ÄúEfecto de habituaci√≥n‚ÄĚ, Domjan, Michel, Principios de Aprendizaje y Conducta 5¬™ Edici√≥n):

-.¬†Vicente Palacios S√°nchez¬†en el ‚ÄúIII Congreso Hispano Luso del Lobo Ib√©rico‚ÄĚ relat√≥ como una joven loba en la Sierra de la Culebra se habitu√≥ a la presencia humana debido al uso de ‚Äúcebaderos‚ÄĚ, hasta el punto de que estableci√≥ un v√≠nculo con una persona que perdur√≥ siendo adulta.

-. David Mech, en la conferencia que dió en Bilbao el 27 de abril, también relató como en Groenlandia, en donde los lobos no tiene esa adversión hacía el hombre, pudo de forma personal acercarse a un lobo adulto con un poco de comida.

Las consecuencias de la habituaci√≥n de la vida salvaje, como se puede ver en el estudio cient√≠fico ‚ÄúWildlife habituation‚ÄĚ(VALERIUS GEIST,¬†University of Calgary, Calgary, Alberta, Canada¬†Human‚ÄďWildlife Interactions¬†5(1):9‚Äď12, Spring 2011), trae como consecuencias, entre otras, el aumento de casos de agresividad de la fauna hac√≠a los seres humanos. Recordemos que no hay ning√ļn caso probado en Espa√Īa de ataques de lobos a personas, pero b√°sicamente por el miedo que le provocamos, ¬Ņqu√© suceder√≠a si est√° situaci√≥n cambiara? Pero es m√°s, la mejor arma con la que cuenta el lobo para escapar de la caza indiscriminada que sufre, es el miedo que siente por el humano.

El uso de los cebaderos, de forma puntual o habitual, además de ser una práctica carente de ética, conlleva además otras modificaciones de conducta en los lobos. La caza es un elemento de cohesión de las manadas y el uso de los cebaderos puede suponer la destructuración de las mismas. Además, el uso de cebaderos es una práctica habitual de los cazadores, por lo que usar los mismos para el turismo, supondría un doble riesgo para los lobos.

(Coyote grabado en el Parque Natural de Yosemite, en donde se puede contemplar al animal sin problema alguno ante la cercana presencia de los humanos, a la m√°s que probable espera de comida por parte de los turistas)

 La desestructuración de las manadas conlleva una serie de problemas, tanto a nivel de grupo, como a nivel individual. En una manada debe haber jóvenes vigorosos y rápidos y veteranos experimentados; de ello depende el éxito en la caza cuando se trata de presas salvajes como ciervos, corzos o jabalies. A nivel individual, un joven lobo precisa del aprendizaje de sus progenitores para aprender a cazar, la desarticulación del grupo familiar, puede además crear un retardo en la madurez con consecuencias inesperadas y los jóvenes lobos recurrir a presas más accesibles como el ganado (Nieto Macein, David; Etología del lobo y del perro, Análisis e interpretación de su conducta).

En definitiva, el uso de cebaderos pondrían en peligro el papel vital del lobo en el mantenimiento de los ecosistemas.

Creo que por ahora ya est√° sobradamente demostrada los efectos negativos de la presencia humana en el lobo, pero hay m√°s, si realmente se quiere ‚Äúensalzar‚ÄĚ el valor econ√≥mico del lobo por encima de la caza y la actividad ganadera como algunos esperan, ¬Ņqu√© presi√≥n humana hay que meter en el ecosistema del lobo para lograr esto? ¬ŅDebemos a√Īadirle al lobo, que ya soporta la presi√≥n de la caza y la ganadera, la presi√≥n de un turismo que pretende ut√≥picamente sustituir las otras dos?

¬†El ecoturismo jam√°s debe olvidar el prefijo ‚ÄúECO‚ÄĚ, lo que implica que ese turismo debe tener como prioridad siempre el ecosistema, jam√°s deber√° ser supeditada por el valor econ√≥mico que tantos se empe√Īan algunos en ensalzar en el lobo, o de lo contrario, tendremos un¬†turismo disfrazado con el manto verde de la naturaleza.¬†

El ecoturismo efectivamente puede ayudar a la conservación de una especie, pero la necesidad de control y gestión de la oferta turística debe ser supeditada a los intereses reales de la especie (The role of ecotourism in conservation: panacea or Pandora’s box? OLIVER KRÜGERDepartment of Zoology, University of Cambridge, Downing Street, Cambridge CB2 3EJ, UK).

El ‚Äúlobo vale m√°s vivo‚ÄĚ no puede reducirse jam√°s a su valor econ√≥mico ¬ŅQu√© ocurrir√≠a si el auge del turismo lobero decayera? ¬Ņen donde quedar√≠a su valor entonces?

Es prioritario ante este auge que se establezca una regulaci√≥n de la actividad que regule el citado turismo lobero, con un f√©rreo c√≥digo¬†deontol√≥gico. Una vez conseguido esto, podremos entonces hablar de ¬ęecoturismo¬ę, de lo contrario, tendremos una simple actividad econ√≥mica cuya prioridad ser√° el beneficio propio y no la supervivencia de una especie y en donde ser√° frecuente encontrarse con pr√°cticas ¬ępoco √©ticas¬Ľ como usar cebaderos de piensos perrunos para que el turista ¬ęsaca barriga¬Ľ pueda echarle la foto a un lobo.

Fotografía de Deby Dixon Photography en el Parque Nacional de Yellowstone


Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.