«Las personas son lo primero»… y nuestro ego por delante de ellas

Captura realizada de la NBC News en el que hablan del sacrificio de Excalibur

Captura realizada de la NBC News en el que hablan del sacrificio de Excalibur

 Desde que Javier Limón Romero pidió ayuda para que salvaran a su perro Excalibur, los medios de comunicación se han estado frotando las manos con esta historia, haciendo sangre por los comunicados de unos y otros bandos a favor o en contra de sacrificar al animal.

El 8 de octubre fue sacrificado finalmente el perro llamado Excalibur, que pertenecía a la única persona contagiada de Ébola en España, Teresa Romero, auxiliar clínica, y a su marido, Javier Limón Romero. Recordemos además que esta persona que se ofreció voluntaria para atender a uno de los sacerdotes repatriados a España para que murieran aquí (bueno, el Gobierno dirá que los trajeron para salvarlos).

Sin entrar ya en cuestiones políticas de traer a estos dos religiosos, que no es el sentido de esta entrada, y que desde luego, de hacerlo posiblemente sería una de las entradas más largas de esta web, dada la cantidad de decisiones absurdas y deficientes tomadas con este tema, vamos a valorar en si la decisión de «dar matarile» a Excalibur «por Loreal», es decir, «porque yo lo valgo».

Lo primero que voy a intentar explicar y que no deja de ser una explicación desde un punto de vista personal sobre el tema, es lo que no paran de decir algunos demagogos por distintos medios de comunicación: «las personas son lo primero«

Si bien es cierto que la sociedad parece levantarse más que hace unos años contra el maltrato animal, absurdo, incongruente y propio de una sociedad poco avanzanda (por no llamarlos retrasados), también es cierto que sus defensores no dejan de atacar a estar personas descalificándolas con argumentos sin sentido, incluso por algunos que deberían tener un poco más de «respeto», dado el cargo que ocupan, a la hora de abrir el pico:

Declaraciones del Alcalde de Algamesi

Declaraciones del Alcalde de Algamesi

Luego los radicales son aquellos que protestan contra el maltrato animal, a los que agrupan en colectivos como hippies, perroflautas, animalistas… Señores, que hacer sufrir a un animal por placer es propio de personas con una empatía nula sobre otros seres vivos, que además, la ciencia ya se ha encargado de demostrar por activa y por pasiva que a nivel emocional, tanto los animales no humanos, como los animales humanos, somos practicamente iguales. Esto además, como ciudadanos debería preocuparnos especialmente, ya que la psicología advierte que la gente que maltrata animales, son maltratadores de personas y por desgracia, es una realidad vigente en España, y más de uno debería hacerselo mirar antes de soltar sandeces.

Volviendo al tema Excalibur y todo lo que se ha montado en Españistan, recordemos que fue lo que inicio toda esta revolución social por la defensa de un perro:

Es decir, esto no ha sido una acción social espontanea de los «trasnochados animalistas», esto ha sido la respuesta de miles de ciudadanos sensibles (más de 300.000 firmas recogidas en 24 horas por la web change.org pidiendo salvar al perro) a ese llamamiento y que han respondido no solo por la vida del perro, sino por apoyo por la situación por la que estaban pasando Maria Teresa y su marido, Javier. Ella, la primera infectada por la enfermedad, en un estado crítico, y su marido en cuarentena. Infectada por la pauperrima gestión política que Ana Mato, Ministra de Sanidad, ha realizado desde que se repatriaron a los dos religiosos enfermos de ébola.

En la red social Twitter fue Trending topic el llamamiento a salvar a Excalibur

En la red social Twitter fue Trending topic el llamamiento a salvar a Excalibur

No me puedo poner en el papel de todos los que se han manifestado contrarios a la decisión de sacrificar a Excalibur, pero yo mato si alguien quiere matar a mi perro, y eso es lo que algunos jamás entenderán, que por encima de los perros no están las personas, sino la familia, de la que mi perro forma parte de pleno derecho.

Pero lejos de las cuestiones sociales, emocionales o éticas que ya de por si, hubieran sido suficientes para haber considerado salvar la vida del perro por parte de nuestro Gobierno, tenemos otras tantas cuestiones que considerar a la hora de salvar esta vida:

-. Científica:

El estudio más importante de la relación del perro con filovirus del ébola fue publicado en 2005 por Eric M. Leroy (director general del Centro de Investigaciones Médicas de Franceville, en Gabón) y sus colaboradores: «Ébola virus antibody prevalence in dogs». Este grupo de investigadores demostró la presencia de anticuerpos contra el virus en un gran número de perros analizados que vivían de forma asilvestrada en poblaciones africanas. Curiosamente, en ninguno de los animales analizados se encontraron antígenos o ADN del virus, y no se pudo establecer su papel como transmisores de la enfermedad a la especie humana. En este estudio se sostiene que estos perros pudieron infectarse al consumir carne cruda o exudados o fluidos (como vómitos) de otros animales infectados (como murciélagos, monos o antílopes) y lo que es más importante, el grupo de control lo formaron perros que residían en Francia, y en un 2% de ellos se encontraron anticuerpos contra el EBOV cuando seguramente jamás habían estado en contacto con enfermos de ébola ni humanos ni de otra especie. (fragmento obtenido del comunicado de AVATMA, leer el comunicado completo aquí)

-. Legal:

El Colegio de Abogados de Barcelona nos relata lo siguiente:

“Según las disposiciones del Código Civil vigente, el perro ostenta la consideración jurídica de bien privado, y por tanto, la Administración no puede disponer arbitrariamente el decomiso del mismo y mucho menos su destrucción sin la existencia de una prueba que acredite la existencia de fuerza mayor que justifique esta actuación”, aseguraron representantes de la Comisión poco antes de que se sacrificara el animal.

La CPDA considera que no existía ninguna prueba que acreditara que el animal estaba infectado por el ébola, por lo que la acción legal que se podía dar a cabo, teniendo en cuenta que es un bien jurídico privado, era someter al perro a un período de cuarentena, de acuerdo con el protocolo sanitario que se aplica. (Leer el comunicado completo aquí)

Los argumentos a favor del sacrificio del animal la tenemos por parte del veterinario encargado del caso, José Manuel Sánchez Vizcaíno, aseguraba que no habían instalaciones apropiadas en España para dejar al animal en observación ya que en todo el territorio no hay un animalario de nivel 4, el de máxima seguridad.

Es decir, que nos hemos traido a España a dos infectados graves de ébola, que por el momento no tiene cura y su riesgo de transmisión es de nivel 4, el de máximo riesgo por su nivel de contagio y mortalidad, sin tener preparadas instalaciones para acogerlos, sin tener al personal sanitario debidamente instruido sobre como se deben actuar en estas situaciones (los masters de 20 minutos que les dieron no cuentan cuando en Sierra Leona, uno de los principales lugares de epidermia del mundo, preparan durante dos semanas a los sanitarios que han de tratar con las personas infectadas), con trajes de nivel 2 que ni siquieran se ajustaban al tamaño de los sanitarios (todos hemos visto ya el uso de la cinta aislante, revolución clínica por lo visto para tratar con enfermos de nivel 4, patentado en Españistan) y dejo los puntos suspensivos por no alargarlo mucho más… Pero, ¿no hemos podido improvisar una zona de cuarentena para un perro, animal al que no se le conoce casos de contagio a personas, que era más que probable que no hubiera sido contagiado por las circunstancias en las que tuvo contacto con Maria Teresa (Javier, al que se le presupone un mayor contacto con su mujer, continua asintomático)? Sabiendo además como sabemos que gran parte de la comunidad científica está pidiendo estudiar al animal porque hubiera ayudado a entender más el comportamiento del virus en los perros. ¿Salvar a Excalibur no hubiera sido lo mejor para las personas, que según algunos, deben ser lo primero?

Ahora, después de morir dos personas en España, de tener un caso de contagio del vírus en estado grave, más 14 personas en cuarentena, es cuando nuestro Gobierno ha decidido crear un cómite de expertos científicos para abordar la situación, dirijido por la Vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que sustituye a la inutil ministra de Sanidad, Ana Mato, quien debería dimitir ya mismo, tanto por dignidad (desconocemos si conocen esa palabra), como por coherencia (directamente podemos descartarlo en cualquiera de nuestros dirigentes políticos):

anamatoPor supuesto, los trasnochados animalistas, perroflautas y demás radicales, también hemos pedido su dimisión

También fue  trending topic la solicitud de la dimisión de Ana Mato

También fue trending topic la solicitud de la dimisión de Ana Mato

Y aunque aquí ya estamos perdiendo la fe en estas recogidas de firmas, que los políticos se pasan por los mismísimos, os dejamos varias peticiones que circulan por las redes sociales:

-. Dimisión de Ana Mato, Francisco Javier Rodríguez y Julio Zarco (vía PACMA)

-. Dimisión de Ana Mato como Ministra de Sanidad por la gestión con el Ébola (vía change.org)

-. Dimisión del Gobierno español (vía change.org)

Un dato final, al día siguiente de morir Excalibur, Maria Teresa entró en estado crítico aunque nuestros políticos dirán que es casual.

Desde aquí le lanzamos un mensaje de apoyo total, a ella y su marido, porque si bien han sufrido una pérdida terrible por la muerte de su perro, deberían sentirse orgullos de la respuesta social a nivel mundial que ha tenido la ciudadanía que han defendido a su perro, como si fuera de ellos, y por supuesto, nuestro mayor deseo por la recuperación de María Teresa a la que esperamos que supere tanto la enfermedad, como toda la situación que se ha desencadenado, extendiendo nuestros deseos también a cualquier otro afectado por la situación o la enfermedad, aquí o en el resto del planeta (por si hay dudas, también defendemos a las personas)

Otros enlaces de interés sobre el tema:

-. http://www.publico.es/politica/548555/ana-mato-en-2009-una-ministra-debe-impedir-que-la-enfermedad-se-propague-o-dimitir

-. http://politica.elpais.com/politica/2014/10/09/actualidad/1412854597_481226.html

-. http://vozpopuli.com/analisis/50726-el-perro-excalibur-y-la-espana-alucinada

-. http://www.huffingtonpost.es/jota-echevarraa/carta-de-un-medico_b_5950690.html

-. http://tecnicopreocupado.com/2014/08/10/se-debe-transportar-asi-a-un-infectado-con-ebola/

-. http://www.elmundo.es/espana/2014/10/09/5436837922601d50138b4587.html

.- http://politica.elpais.com/politica/2014/10/11/actualidad/1413057730_304412.html


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.