Los ciervos de cola negra siguen temiendo más al lobo que al oso después de 100 años de ausencia del lobo

 

Imagen obtenida de http://img.nundafoto.net/

Ciervo de cola negra

 

Los comportamientos anti-depredador a menudo conllevan costes en el forrajeo, y por lo tanto la respuesta de la presa ante las señales de los depredadores debe ajustarse al nivel de riesgo (amenaza a la sensibilidad de ferocidad). Simultáneamente depredadores peligrosos (con un  éxito alto de caza) deben generar la evolución del reconocimiento  innato del depredador  y comportamientos anti-depredador apropiados que son eficaces incluso desde el primer encuentro con el mismo. Lo anterior conduce a la predicción de que la presa podría responder con más fuerza a las señales de depredadores peligrosos aunque estén ausentes, que a las señales de los depredadores menos peligrosos que están realmente presentes.

En un contexto aplicado esto  predeciría una respuesta inmediata y más fuerte de los ungulados a la vuelta de los principales depredadores, como los lobos (Canis lupus) en muchas partes de Europa y América del Norte, que a mesodepredadores actuales, menos amenazantes. Se investigó la existencia de amenaza  innata  en ciervos de cola negra. Nos aprovechamos de una situación cuasi-experimental donde los ciervos no habían experimentado la depredación por  lobo durante casi  100 años, y sólo estaban potencialmente expuestos a los osos negros (Ursus americanus). Pusimos a prueba la respuesta de los ciervos ante  la orina de lobo (peligroso) y el oso negro (menos peligroso). Nuestros resultados apoyan la hipótesis de respuesta innata a la amenaza  con un claro aumento de la evitación pasiva e investigación olfativa de señales de lobo, y sorprendentemente ninguna de oso negro.

Las Presas que han evolucionado posteriormente al riesgo de depredación por lobos, pueden reaccionar fuertemente al detectar señales de lobo en sus entornos gracias a las respuestas innatas retenidas durante el período de ausencia de los depredadores, y esto podría ser la causa de que tengan más éxito en evitar la depredación, que otras especies, como los mesodepredadores.

Fuente


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.