Patrones de exposición de los lobos a virus caninos en paisajes dominados por el ser humano

 

IMG_20151110_081540

Lobo perteneciente a Cea la Dehesa. Imagen de PMP

 

La fauna silvestre que habita en paisajes dominados por el hombre corre el riesgo de contagiarse por patógenos propios de las especies domésticas. Con el objetivo de adquirir conocimientos en la dinámica de las infecciones virales en lobos ibéricos (Canis lupus) que viven en paisajes antropizados del norte de España, se analizaron entre 2010 y 2013 las muestras de 54 lobos por reacción en cadena de la serología y de la polimerasa (PCR) para la exposición a cuatro virus patógenos caninos: virus del moquillo canino (CDV), parvovirus canino-2 (CPV), adenovirus canino 1 y 2 (CAV-1 y CAV-2) y virus del herpes canino. En general, el 76% de los lobos estudiados presentó pruebas de exposición a CPV (96% en HI, 66% por PCR) y el 75% a CAV (75% en la neutralización del virus (VN), el 76% por PCR, de los cuales 70% CAV -1 y 6% CAV-2). Esto representa la primera detección de la infección por CAV-2 en un carnívoro silvestre. Con respecto a CPV / CAV-1 la  co-infección se produjo en el 51% de los lobos. La probabilidad de exposición del  lobo para el CPV se correlacionó positiva y significativamente con la densidad de la granja en una zona de seguridad alrededor del lugar donde se encontró el lobo, indicando que los perros rurales podrían ser el origen de la infección por  CPV en lobos.

FB_IMG_1448634304594

Gente acudiendo a zonas de observación de lobos, acompañados de perros. Imagen de Llobu

Los contagios por CPV y CAV-1 parecen ser enzoóticos en la población de lobo ibérico, que es apoyada por la ausencia de variaciones estacionales e interanuales en la proporción de muestras positivas detectadas. Sin embargo, mientras CPV puede depender de las apariciones periódicas de perros, CAV-1 se puede mantener dentro de la población de lobos.

Todos los lobos resultaron negativos para la exposición a la CDV (por VN y PCR) y CHV (por PCR). La ausencia de inmunidad adquirida contra la CDV en esta población puede predisponer a una elevada tasa de mortalidad en el caso de un desbordamiento del moquillo a través de los perros.

Fuente


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.