Reacción ante las distracciones

Imagen

Hay que seleccionar dos distracciones de entre las siguientes:
• Una persona con muletas, en silla de ruedas o caminando a diez metros.
• La apertura o cierre repentino de una puerta.
• Dejar caer una sartén, una silla plegable, etcétera, a una distancia del perro no inferior a los diez metros.
• Un atleta corriendo delante del perro.
• Una persona empujando un carrito o carricoche de muñecas a una distancia de diez metros.
• Una persona en bicicleta a una distancia de veinte metros.

Dado que algunos perros son más sensibles a los estímulos auditivos y otros a los visuales, es recomendable que el examinador seleccione un sonido y una distracción visual, para la prueba.

SITUACIONES COTIDIANAS
Las pruebas con disparos, la apertura repentina de un paraguas cerca del perro, caminar sobre una superficie de rejilla metálica, etcétera, son pruebas de temperamento que se utilizan habitualmente en los test de valoración del temperamento de los cachorros y perros adultos, pero no debemos confundir los test de temperamento con la prueba de Buen Ciudadano Canino. Si bien, los instructores pueden utilizar variedad de distracciones durante el adiestramiento en el club o instalaciones propias (por ejemplo, un motorista en un vespino), pero durante las pruebas de BCC, las distracciones tienen que ser situaciones que los perros y sus propietarios se encuentran habitualmente en la comunidad durante sus paseos diarios.

A lo largo de toda la prueba, el propietario podrá hablarle al perro, animarle y premiarle. También podrá darle indicaciones que le ayuden a sobrellevar mejor la presencia de la distracción (“aquí”, “deja”, “muy bien”…).

Durante la presentación de las distracciones se espera que el perro se comporte de forma equilibrada:
• Mostrar un interés moderado e incluso podría aparentar estar ligeramente sobresaltado.
• Mostrar un ligero sobresalto inicial, pero no deberá dar muestras de pánico ni tirar de la correa intentando alejarse del foco de distracción. Un ladrido y posterior recuperación es aceptable.
• Es aceptable que el perro puede moverse con intención de acercarse para investigar el objeto.

Entre las posibles causas de fallo en esta prueba del perro que se está valorando, nos encontramos:
• Mostrar un interés excesivo por el objeto. Ladrar, gruñir o erizarse de forma continuada en presencia del objeto.
• Tira de la correa para intentar alejarse del objeto.
• Ofrecer una reacción de pánico.
• El perro tiene tanto miedo que se hace sus necesidades.

Fuente


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.