Cuando el lobo se encontró con el oso

Foto tomada por el finlandés Lasse Niskala

Son dos superdepredadores, ambos en la pirámide de la cadena alimenta, ambos supervivientes… ambos rivales.

Su lucha por conseguir alimento les lleva a enfrentarse en una gran cantidad de ocasiones.

Los lobos son animales gregarios, que encuentran la fuerza en la manada. El oso, es un animal solitario de gran fuerza.

¿Qué puede llevar a estas dos especies tan distintas a un encuentro así? Sinceramente no lo se, quizás sea el saludo de dos reyes que se cruzan por el camino, o quizás una reminiscencia por un origen compartido (canoidea), pero sea el motivo cual fuere, lo que realmente nos queda claro es que ambos son capaces de mantener un respeto interespecífico, del cual dudo que nosotros conservemos.

La foto fue tomada en los alrededores de Kuhmo (Finlandia), un pequeño pueblo situado cerca de la frontera con Rusia, a la orilla de un pantano cubierto de bruma.

Dos especies tan atávicas como el lobo y el oso, deberían servirnos de inspiración y no como diana de nuestros rifles.